skip navigation

S M L Text size
Home » Health Information » Información en español » Glaucoma ¿Corre riesgo de tener glaucoma?

Glaucoma
¿Corre riesgo de tener glaucoma?

Contenido

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que ocurre cuando la presión del líquido que se encuentra dentro de los ojos aumenta gradualmente. Este aumento de presión puede causar pérdida de visión y hasta ceguera. La información que se incluye aquí trata sobre el glaucoma de ángulo abierto, el tipo más común de glaucoma.

Delante del ojo, existe un espacio pequeño que se llama "cámara anterior". El líquido del ojo entra y sale por este espacio para humedecer y nutrir los tejidos. Por razones que hasta el día de hoy son desconocidas, cuando una persona tiene glaucoma, el líquido sale muy lentamente del ojo. Esto hace que el líquido se acumule y aumente la presión dentro del ojo. Si la presión no se controla, puede dañar el nervio óptico al igual que otras partes del ojo y causar pérdida de visión.

ARRIBA

Se calcula que alrededor de 2.2 millones de americanos han sido diagnosticados con glaucoma y que otros 2 millones desconocen que tienen la enfermedad. Cualquiera puede tener glaucoma, pero algunas personas corren mayor riesgo:

En las personas de descendencia afroamericana, los estudios de investigación indican que el glaucoma:

ARRIBA

Al comienzo, no hay síntomas. La vista permanece normal y no hay dolor. Sin embargo, a medida que avanza la enfermedad, la persona con glaucoma puede notar que la visión lateral le comienza a fallar. Es decir, es posible que siga viendo bien hacia el frente, pero no de lado. Según avanza la enfermedad, el campo visual se va reduciendo y lleva a la ceguera.

ARRIBA

Durante el examen de la vista, el oculista le echará un poco de aire en el ojo para medir la presión del ojo. Sin embargo, esta prueba por sí sola no detecta el glaucoma. Para ello, es necesario hacerse un examen de los ojos con las pupilas dilatadas. En este examen le pondrán unas gotas en los ojos para agrandar las pupilas. Esto permite que el oculista vea mejor el fondo de su ojo para determinar si hay señales de glaucoma.

ARRIBA

Aunque el glaucoma de ángulo abierto no se puede curar, por lo general, se puede controlar. Los tratamientos más comunes son:

Medicamentos: Pueden ser gotas para los ojos o píldoras. Hay medicamentos que alivian la presión dentro del ojo ya que reducen la velocidad con que entra el líquido. Otros medicamentos ayudan a que el líquido salga.

Para la mayoría de las personas con glaucoma, el uso regular de medicamentos logra controlar la presión del líquido dentro del ojo. Sin embargo, con el paso del tiempo, estos medicamentos quizás ya no sean efectivos. O tal vez causen efectos secundarios. Si hay un problema, el oculista puede recetar otros medicamentos, cambiar la dosis o identificar otros tratamientos.

Cirugía con láser: Durante la cirugía con láser, un potente rayo de luz se centra en la parte de la cámara anterior donde el líquido sale del ojo. Esto produce pequeños cambios que hacen que sea más fácil que el líquido salga del ojo. Es posible que los efectos de la cirugía con láser vayan desapareciendo con el tiempo. Tal vez sea necesario que los pacientes que se hacen este tipo de cirugía sigan tomando medicamentos para el glaucoma.

Cirugía: La cirugía también puede ser útil para que el líquido salga del ojo y por lo tanto, reduzca la presión. Sin embargo, la cirugía se reserva para los casos en que la presión no puede controlarse con gotas para los ojos, píldoras o cirugía con láser.

ARRIBA

En la actualidad se están conduciendo muchas investigaciones en los Estados Unidos para conocer las causas del glaucoma y para mejorar el diagnóstico y tratamiento. Por ejemplo, el Instituto Nacional del Ojo (NEI) financia una serie de estudios para encontrar cuál es la causa del aumento de la presión del líquido dentro del ojo. Al conocer mejor este proceso, es posible que los médicos puedan descubrir la causa exacta de la enfermedad para así mejorar la prevención y el tratamiento de la misma. El NEI también realiza pruebas clínicas para nuevos medicamentos y técnicas quirúrgicas para el tratamiento del glaucoma.

ARRIBA

Los estudios científicos han demostrado que la detección temprana y el tratamiento del glaucoma, antes de que cause pérdida grave de la visión, son la mejor manera de controlar la enfermedad. Si usted se encuentra en uno de los grupos que corren mayor riesgo de tener glaucoma, asegúrese de ir al oculista y hacerse un examen de los ojos que incluya dilatación de las pupilas cada dos años.

Para obtener más información sobre el glaucoma escriba a: ¡Ojo con su visión!, 2020 Vision Place, Bethesda, Maryland 20892-3655, Estados Unidos.

Instituto Nacional del Ojo (NEI)
Institutos Nacionales de la Salud (NIH)
Publicación de los NIH No. 96-3251S
Septiembre de 2001

ARRIBA



Department of Health and Human Services NIH, the National Institutes of Health USA.gov