Preguntas comunes sobre la enfermedad diabética del ojo

Más preguntas comunes sobre la retinopatía diabética

La diabetes es una enfermedad muy seria que puede causar complicaciones como la ceguera, enfermedades del corazón, enfermedades de los riñones y amputaciones. Pero si usted se cuida manteniendo un peso saludable, participando en actividades físicas diariamente y tomando sus medicamentos, usted puede controlar la diabetes. Además, la enfermedad diabética del ojo que es una complicación de la diabetes, puede ser tratada antes de que ocurra una pérdida de la visión.

Todas las personas con diabetes necesitan hacerse un examen completo de los ojos con las pupilas dilatadas por lo menos una vez al año.

¿Qué es la enfermedad diabética del ojo?

La enfermedad diabética del ojo se refiere a un grupo de problemas de los ojos que pueden desarrollarse en las personas con diabetes. Todos estos problemas pueden causar una pérdida de visión severa o incluso la ceguera.

La enfermedad diabética del ojo puede incluir:

Retinopatía diabética: Daño en los vasos sanguíneos de la retina.

Cataratas: Se produce cuando el cristalino (el “lente” del ojo) se nubla.

Glaucoma: Ocurre cuando el líquido dentro del ojo drena muy lentamente. Cuando se amontona este líquido, la presión dentro de su ojo aumenta y puede dañar el nervio óptico y causar la pérdida de su visión.

¿Cuál es la enfermedad diabética del ojo más común?

La retinopatía diabética. Es causada por los cambios en los vasos sanguíneos de la retina. En algunas personas con retinopatía diabética, los vasos sanguíneos de la retina pueden inflamarse y gotear líquido. A otras personas les pueden crecer nuevos vasos sanguíneos anormales en la superficie de la retina. Estos cambios pueden resultar en una pérdida en la visión o en la ceguera. Casi la mitad de las personas con diabetes desarrollarán algún grado de retinopatía diabética durante sus vidas.

¿Cuáles son los síntomas?

Muchas veces no hay síntomas al principio de la enfermedad, tampoco hay dolor. Es posible que su vista no cambie hasta que la enfermedad esté avanzada.

La visión borrosa puede ocurrir cuando la mácula—la parte de la retina que provee la visión central clara—se inflama por los líquidos que gotean. Esta condición se llama edema macular. Si llegan a crecer vasos nuevos sobre la retina, éstos pueden sangrar dentro del ojo, bloqueando la visión. Aún en los casos más avanzados, la enfermedad puede progresar por largo tiempo sin síntomas. Por eso es tan importante que si tiene diabetes se haga un examen completo de los ojos por lo menos una vez al año.

Diagram of the Eye

¿Quién corre riesgo de desarrollar la retinopatía diabética?

Todas las personas con diabetes, tanto del tipo 1 como del tipo 2, corren riesgo. Por eso, todas las personas con diabetes deben hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año. Entre el 40 y el 45 por ciento de los norteamericanos diagnosticados con diabetes tienen algún nivel de retinopatía diabética. Si usted tiene retinopatía diabética, su oculista le puede recomendar un tratamiento para prevenir el progreso de esta enfermedad.

La retinopatía diabética también puede ser un problema para las mujeres embarazadas que padecen de diabetes. Para proteger su visión, toda mujer embarazada que tiene diabetes debe hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas cuanto antes. Su oculista le puede recomendar exámenes adicionales durante su embarazo.

¿Cómo se detecta la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética se detecta al hacerse un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas por lo menos una vez al año. Para dilatar o agrandar las pupilas, el oculista le pondrá unas gotas en los ojos. El oculista mira a través de un lente de aumento especial para examinar la retina y el nervio óptico para ver si hay señales de daño u otros problemas de los ojos. Después del examen, su visión de cerca podrá permanecer borrosa por varias horas.