El NEI recomienda que las personas con diabetes se hagan un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas por lo menos una vez al año. Si usted tiene retinopatía diabética, quizás necesite un examen de los ojos más frecuentemente. Las personas con retinopatía proliferativa pueden reducir el riesgo de la ceguera en un 95 por ciento con un tratamiento oportuno y un seguimiento adecuado.

Un importante estudio científico demostró que si se mantienen controlados los niveles de azúcar en la sangre, se puede retrasar el inicio y el progreso de la retinopatía diabética. Las personas con diabetes que mantuvieron los niveles de azúcar lo más cercano a lo normal también tuvieron significativamente menos enfermedades de los riñones y de los nervios. Un mejor control también reduce la necesidad de cirugía láser para preservar la visión.

Es posible que este nivel de control del azúcar en la sangre no sea lo más recomendado para todas las personas, incluyendo algunas personas de edad avanzada, los niños menores de 13 años, o las personas con enfermedades del corazón. Consulte con su médico para averiguar si un programa de control como éste le conviene.

Otros estudios científicos han comprobado que controlando los niveles elevados de la presión sanguínea y el colesterol se puede reducir el riesgo de una pérdida en la visión. Si controla estos factores, también ayudará a mejorar su salud general además de proteger su visión.

¿Qué le debería preguntar a mi oculista?

Usted se puede proteger contra una pérdida de visión manteniendo una buena comunicación con su oculista. Hágale preguntas y obtenga la información que usted necesita para protegerse usted y su familia de las enfermedades de los ojos.

¿Cuáles son algunas de las preguntas que debo hacer?

Sobre mi enfermedad de los ojos u otro problema relacionado…

  • ¿Cuál es mi diagnóstico?
  • ¿Qué causó este problema?
  • ¿Cómo se puede tratar este problema?
  • ¿Cómo puede este problema afectar mi visión ahora y en el futuro?
  • ¿Debo estar pendiente de algún síntoma en particular y avisarle si ocurriese?
  • ¿Debo cambiar algo en mi estilo de vida?

Sobre mi tratamiento…

  • ¿Cuál es el tratamiento adecuado?
  • ¿Cuándo empezaré mi tratamiento y cuánto tiempo durará?
  • ¿Cuáles son los beneficios de este tratamiento y cuánto éxito suele tener?
  • ¿Cuáles son los riegos y los efectos secundarios asociados con este tratamiento?
  • ¿Hay alguna comida, medicamento o actividad que debo evitar mientras esté siguiendo este tratamiento?
  • Si mi tratamiento incluye tomar medicamentos, ¿qué debo hacer si se me olvida una dosis?
  • ¿Hay otros tratamientos disponibles?

Sobre mis exámenes…

  • ¿Qué tipo de exámenes me van a hacer?
  • ¿Qué resultados debo esperar de estos exámenes?
  • ¿Cuándo me darán los resultados?
  • ¿Qué tengo que hacer en particular para prepararme para algunos de estos exámenes?
  • ¿Cuáles efectos secundarios o riesgos tienen estos exámenes?
  • ¿Necesitaré pruebas adicionales en el futuro?

Otras sugerencias

  • Si usted no entiende las repuestas de su oculista, sígale haciendo preguntas hasta que entienda todo lo necesario.
  • Tome notas o pídale a un familiar o amigo que lo haga. También puede traer una grabadora para que le ayude a acordarse de lo que habló con el oculista.
  • Pídale a su oculista que le dé las instrucciones por escrito.
  • Pídale a su oculista que le dé algún folleto informativo sobre su enfermedad.
  • Si usted aún no entiende bien las respuestas de su oculista, pregúntele dónde puede obtener más información en español sobre su enfermedad.
  • Otros profesionales de la salud, como las enfermeras o el farmacéutico, pueden ser buenas fuentes de información sobre su enfermedad. Hable con ellos también.

Hoy, los pacientes juegan un papel más activo en el cuidado de su salud. Sea un paciente interesado con relación al cuidado de sus ojos.

Un oculista examina los ojos de un paciente con una lámpara de hendidura.

Recuerde…

Si usted tiene diabetes, debe hacerse un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas por lo menos una vez al año.

  • La retinopatía proliferativa puede desarrollarse sin síntomas. En esta etapa avanzada, usted corre riesgo de tener alguna pérdida de visión.
  • El edema macular puede desarrollarse sin síntomas durante cualquiera de las cuatro etapas de la retinopatía diabética.
  • Usted puede desarrollar retinopatía proliferativa y edema macular y aún ver bien. Sin embargo, usted corre un alto riesgo de perder su visión.

Su oculista le puede decir si tiene edema macular o cualquier etapa de retinopatía diabética. Tenga o no síntomas, la detección temprana y un tratamiento oportuno pueden prevenir la pérdida de su visión.

Last updated: July 8, 2019