Cómo ayudar a un ser querido

La pérdida de la visión es una gran preocupación en el área de la salud pública en los Estados Unidos. Las personas que tienen pérdida de la visión comúnmente experimentan depresión, ansiedad y confusión. Sin embargo, las consecuencias de la pérdida de la visión van más allá de la persona que tiene baja visión. Los familiares, amigos y cuidadores de las personas que están experimentando pérdida de la visión también se afectan

Cuando un ser querido sufre un trastorno de la vista, es probable que usted se sienta abrumado. Es posible que también experimente diversos sentimientos, desde la tristeza a la culpa, y hay muchos cambios que hacer da a da. Puede que se dé cuenta de que está posponiendo sus sentimientos y necesidades para concentrarse en ayudar a su ser querido a salir adelante. Además, en muchos casos puede sentirse solo y sin saber qué hacer o cómo ayudar. Es importante que comunique sus sentimientos a otras personas. Al comunicar sus sentimientos, usted está en mejor posición para aceptarse más a s mismo y comprender que lo que usted y su ser querido están viviendo no es un caso aislado ni único.

Responder a las siguientes preguntas puede ayudarle a expresar sus pensamientos e inquietudes.

  • ¿Qué ha sentido desde que su ser querido comenzó a padecer el trastorno de la vista?
  • ¿En qué ha cambiado su vida desde la pérdida de la vista de su ser querido? ¿Hay cosas a las que ha tenido que renunciar? ¿Cómo se siente respecto a esos cambios?
  • ¿Cuáles son los sentimientos que le resultan más difciles de aceptar y enfrentar?
  • ¿Qué hace con esos sentimientos? ¿Puede comunicárselos a su ser querido?
  • ¿La pérdida de la vista de su ser querido los ha unido más en algn aspecto? Si es así, ¿cómo?

Al comunicarle sus pensamientos e inquietudes a su ser querido, es importante recordar que la comunicación abarca tanto las expresiones verbales como las no verbales. Cuando pensamos en comunicación, lo que generalmente nos viene a la mente es el aspecto verbal de la comunicación. Pero la comunicación también implica recibir información cuando escuchamos. Y gran parte de la comunicación no es verbal, lo que plantea problemas cuando hablamos con personas con problemas de la vista, ya que ellas no pueden ver nuestros gestos. Como por ejemplo, si inclinamos la cabeza, nuestras expresiones faciales y otras señales.

próxima página