Skip to content

Desprendimiento de la retina

Person getting an eye exam

A simple vista: desprendimiento de la retina

  • Síntomas:

    un incremento repentino de miodesopsias (pequeñas manchas oscuras o líneas onduladas que flotan a través de su visión), destellos de luz en un ojo o en ambos, una “cortina” o sombra sobre su campo visual

  • Diagnóstico:

    examen de dilatación de las pupilas

  • Tratamiento:

    tratamiento láser, cirugía. Si usted tiene síntomas de desprendimiento de la retina, vaya al oculista o a la sala de emergencia inmediatamente. El desprendimiento de la retina puede causar pérdida permanente de visión, pero conseguir tratamiento inmediato puede ayudar a proteger su visión.

¿Qué es el desprendimiento de la retina?

El desprendimiento de la retina es un problema ocular que ocurre cuando la retina (una capa de tejido sensible a la luz en la parte de atrás del ojo) se separa de su posición normal en la parte de atrás del ojo.

¿Cuáles son los síntomas del desprendimiento de la retina?

Si solo se ha desprendido una pequeña parte de la retina, es posible que no presente ningún síntoma. 

Sin embargo, si se ha desprendido una mayor parte de la retina, es posible que no pueda ver con tanta claridad como de costumbre, y que note otros síntomas repentinos, entre ellos: 

  • Una cantidad mucho mayor de miodesopsias (pequeñas manchas oscuras o líneas onduladas que flotan a través de su visión) 
  • Destellos de luz en uno o ambos ojos 
  • Una sombra oscura o "cortina" a los lados o en el medio de su campo visual 

El desprendimiento de la retina es una urgencia médica. Si presenta síntomas de desprendimiento de la retina, es importante que vaya al oculista o a la sala de urgencias de inmediato.

Los síntomas del desprendimiento de la retina suelen aparecer rápidamente. Si el desprendimiento de la retina no se trata de inmediato, más áreas de la retina pueden separarse, lo que aumenta el riesgo de pérdida permanente de la visión o ceguera. 

¿Corro riesgo de presentar un desprendimiento de la retina?

Cualquier persona puede sufrir el desprendimiento de la retina, pero algunas personas corren un mayor riesgo. Usted corre un mayor riesgo si: 

  • Usted o un miembro de su familia ha tenido un desprendimiento de la retina anteriormente 
  • Ha tenido una lesión grave en el ojo 
  • Ha tenido una cirugía ocular, como por ejemplo una cirugía para tratar las cataratas 

Algunos otros problemas oculares también pueden aumentar su riesgo, incluyendo: 

  • La retinopatía diabética (una afección en personas con diabetes que afecta los vasos sanguíneos en la retina) 
  • La miopía extrema, especialmente un tipo grave llamado miopía degenerativa 
  • El desprendimiento vítreo posterior (cuando el líquido similar a un gel en el centro del ojo sale de la retina) 
  • Algunas otras enfermedades oculares, incluyendo la retinosquisis (cuando la retina se separa en 2 capas) o la degeneración lattice (adelgazamiento de la retina) 

Si le preocupa su riesgo de desprendimiento de la retina, consulte con su oculista. 

¿Qué causa el desprendimiento de la retina?

El desprendimiento de la retina tiene muchas causas, pero las más comunes son el envejecimiento o una lesión ocular. 

Hay 3 tipos de desprendimientos de la retina: regmatógeno, por tracción y exudativo. Cada tipo ocurre debido a un problema diferente que hace que la retina se separe de la parte de atrás del ojo. 

¿Cómo puedo prevenir el desprendimiento de la retina?

Dado que por lo general el desprendimiento de la retina es causado por el envejecimiento, muchas veces no hay forma de prevenirlo. Sin embargo, usted puede reducir su riesgo de desprendimiento de la retina debido a una lesión ocular si usa gafas de seguridad u otro equipo protector para los ojos cuando hace actividades de riesgo, como practicar deportes. 

Si experimenta cualquier síntoma de desprendimiento de la retina, vaya al oculista o a la sala de urgencias de inmediato. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir la pérdida permanente de la visión. 

También es importante hacerse con regularidad exámenes completos de los ojos con dilatación de las pupilas. Un examen de los ojos con dilatación de las pupilas puede ayudar al oculista a encontrar un pequeño desgarro o desprendimiento de retina a tiempo, antes de que comience a afectar su visión. 

Gráfico de la sección "Sabía que...".

¿Sabía que…?

Cualquier persona puede tener desprendimiento de la retina

Si tiene una lesión o traumatismo ocular (como por ejemplo, si algo le golpea el ojo), es importante visitar a un oculista para detectar señales tempranas de desprendimiento de la retina 

Ver nuevas miodesopsias (pequeñas manchas oscuras o líneas onduladas) en su visión es normal, pero si repentinamente ve muchas más miodesopsias de lo habitual, es importante que le hagan un examen de los ojos de inmediato 

¿Cómo determinará mi oculista si tengo un desprendimiento de la retina?

Si observa alguna señal de advertencia de un desprendimiento de la retina, el oculista puede revisarle los ojos con un examen de ojos con dilatación de las pupilas. El médico le pondrá unas gotas para los ojos para dilatar (ensanchar) la pupila y luego examinará la retina en la parte de atrás del ojo. 

Este examen por lo general no duele. El médico puede presionarle los párpados para determinar si tiene desgarros en la retina, lo que a algunas personas les podría resultar incómodo. 

Si el oculista necesita más información después del examen de los ojos con dilatación de las pupilas, es posible que le hagan un examen de ultrasonido o una tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés) del ojo. Las dos pruebas son indoloras,  y pueden ayudar al oculista a ver la posición exacta de su retina. 

¿Cuál es el tratamiento para el desprendimiento de la retina?

Dependiendo de la cantidad de retina que se haya separado y del tipo de desprendimiento de la retina que tenga, el oculista podría recomendarle una cirugía con láser, un tratamiento de congelación u otros tipos de cirugía para reparar los desgarros o roturas de la retina y volver a unirla a la parte de atrás del ojo. A veces, el oculista usará más de uno de estos tratamientos a la vez. 

Tratamiento de congelación (crioterapia) o cirugía con láser. Si tiene un pequeño orificio o desgarro en la retina, el oculista puede usar una sonda de congelación o un láser quirúrgico para sellar cualquier desgarro o rotura en la retina. Usted puede por lo general recibir estos tratamientos en el consultorio del oculista. 

Obtenga más información sobre la cirugía con láser y el tratamiento de congelación

Cirugía. Si se desprende una parte más grande de la retina de la parte de atrás del ojo, es posible que necesite una cirugía para volver a colocar la retina en su lugar. Tal vez deba someterse a estas cirugías en un hospital. 

Obtenga más información sobre las cirugías usadas para reparar un desprendimiento de la retina

El tratamiento para el desprendimiento de la retina funciona bien, especialmente si es detectado de forma temprana. En algunos casos, usted podría necesitar un segundo tratamiento o cirugía si su retina se separa nuevamente, pero el tratamiento es normalmente exitoso en alrededor de 9 de cada 10 personas.

Actualización más reciente: 21 de abril de 2022