Skip to content
 Una persona con diabetes controla su nivel de azúcar en la sangre.

A simple vista: retinopatía diabética

  • Primeros síntomas:

    ninguno

  • Síntomas avanzados:

    visión borrosa, visión con manchas flotantes, ceguera

  • Diagnóstico:

    examen de ojos con dilatación de las pupilas

  • Tratamiento:

    inyecciones, tratamiento con láser, cirugía

¿Qué es la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es una afección del ojo que puede causar pérdida de visión y ceguera en personas con diabetes. Afecta los vasos sanguíneos de la retina (la capa de tejido sensible a la luz en la parte de atrás del ojo).  

Si usted tiene diabetes, es importante que se haga un examen completo de ojos con dilatación de las pupilas por lo menos una vez al año. Es posible que al principio la retinopatía diabética no presente síntomas, pero detectarla temprano puede ayudarle a tomar medidas para proteger su visión. 

Controlar su diabetes (manteniéndose físicamente activo, comiendo sano y tomando sus medicamentos) podría también ayudarle a prevenir o retrasar la pérdida de visión.  

Un médico examina los ojos de un hombre con una lámpara de hendidura.

Otros tipos de enfermedad ocular diabética

La retinopatía diabética es la causa más común de pérdida de visión en personas con diabetes. Sin embargo, la diabetes también puede aumentar la probabilidad de desarrollar otras afecciones de los ojos:

¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía diabética?

Las primeras etapas de la retinopatía diabética por lo general no presentan síntomas. Algunas personas notan cambios en la visión, como dificultad para leer o ver objetos de lejos. Estos cambios podrían aparecer y desaparecer.

En las etapas avanzadas de la enfermedad, los vasos sanguíneos de la retina comienzan a sangrar en el vítreo (un fluido con la consistencia de gel en el centro del ojo). Si esto sucede, es posible que vea manchas oscuras flotantes o líneas que parecen telarañas. Algunas veces, las manchas desaparecen por sí solas, pero es importante recibir tratamiento de inmediato. Sin tratamiento, el sangrado puede volver a ocurrir, empeorar o provocar cicatrices.

¿Qué otros problemas puede causar la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética puede causar otras afecciones oculares graves: 

  • Edema macular diabético (EMD, o DME, por sus siglas en inglés). Con el tiempo, aproximadamente la mitad de las personas con retinopatía diabética desarrollarán DME. El DME ocurre cuando los vasos sanguíneos de la retina se rompen y gotean, lo que causa inflamación en la mácula (una parte de la retina). Si tiene DME, verá borroso debido al exceso de fluido en la mácula.  
  • Glaucoma neovascular. La retinopatía diabética puede hacer que los vasos sanguíneos anormales crezcan fuera de la retina y bloqueen el drenaje del líquido del ojo. Esto causa un tipo de glaucoma.
  • Desprendimiento de la retina. La retinopatía diabética puede hacer que se formen cicatrices en la parte de atrás del ojo. Cuando las cicatrices separan la retina de la parte de atrás del ojo, esto se conoce como desprendimiento de la retina por tracción. 

¿Corro riesgo de desarrollar retinopatía diabética?

Cualquier persona con cualquier tipo de diabetes puede desarrollar retinopatía diabética, incluyendo las personas con diabetes tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (diabetes que puede desarrollarse durante el embarazo).  

Su riesgo aumenta cuanto más tiempo ha tenido diabetes. Más de 2 de cada 5 personas con diabetes en los Estados Unidos tienen retinopatía diabética en alguna etapa. La buena noticia es que usted puede reducir su riesgo de desarrollar retinopatía diabética si controla su diabetes. 

Las mujeres que tienen diabetes y quedan embarazadas, o las mujeres que desarrollan diabetes gestacional, corren un alto riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Si tiene diabetes y está embarazada, hágase un examen completo de ojos con dilatación de las pupilas lo antes posible. Consulte con su médico si necesitará otros exámenes de los ojos durante su embarazo.

¿Qué causa la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es causada por una alta concentración de azúcar en la sangre como consecuencia de la diabetes. Con el tiempo, tener demasiada azúcar en la sangre puede dañar la retina, la parte del ojo que detecta la luz y envía señales al cerebro a través de un nervio en la parte de atrás del ojo (nervio óptico).  

La diabetes daña los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. El daño a los ojos comienza cuando el azúcar bloquea los diminutos vasos sanguíneos que van a la retina, lo que hace que goteen o sangren. Para compensar estos vasos sanguíneos bloqueados, sus ojos hacen crecer nuevos vasos sanguíneos, que son más frágiles. Estos nuevos vasos sanguíneos pueden gotear o sangrar fácilmente. 

¿Cómo comprobará mi oculista la presencia de retinopatía diabética?

Los oculistas pueden comprobar la presencia de retinopatía diabética durante el examen de ojos con dilatación de las pupilas. El examen es simple y no duele. El médico le pondrá unas gotas en los ojos para dilatar (ensanchar) la pupila y luego los revisará para ver si tiene glaucoma y otros problemas oculares.

Si tiene diabetes, es muy importante que se haga exámenes de los ojos con regularidad. Si desarrolla retinopatía diabética, el tratamiento temprano puede detener el daño y prevenir la ceguera.  

Si el oculista cree que usted podría tener retinopatía diabética grave o DME, es posible que le haga una examen conocido como angiografía con fluoresceína. Este examen le permite al médico ver imágenes de los vasos sanguíneos en la retina. 

¿Qué puedo hacer para prevenir la retinopatía diabética?

Controlar su diabetes es la mejor manera de reducir su riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Eso significa mantener los niveles de azúcar en la sangre lo más normal posible. Puede lograrlo haciendo actividad física con regularidad, comiendo sano y siguiendo cuidadosamente las indicaciones de su médico sobre su uso de insulina u otros medicamentos para la diabetes.  

Para ayudar a controlar su nivel de azúcar en la sangre, necesitará un examen especial conocido como prueba de A1C. Esta prueba muestra su concentración promedio de azúcar en la sangre durante un período de 3 meses. Consulte con su médico sobre cómo reducir su nivel de A1C para ayudar a prevenir o controlar la retinopatía diabética.

Tener alta presión arterial o alto colesterol  junto con diabetes aumenta su riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Por lo tanto, controlar su presión arterial y el colesterol también puede ayudar a reducir el riesgo de pérdida de visión.

¿Cuál es el tratamiento para la retinopatía diabética y el DME?

En las primeras etapas de la retinopatía diabética, su oculista probablemente solo hará un seguimiento del estado de sus ojos. Algunas personas con retinopatía diabética podrían necesitar un examen completo de ojos con dilatación de las pupilas cada 2 a 4 meses.  

En las etapas avanzadas, es importante comenzar el tratamiento de inmediato, especialmente si experimenta cambios en la visión. Si bien no podrá deshacer el daño sufrido por su visión, el tratamiento puede evitar que su visión empeore. También es importante tomar medidas para controlar la diabetes, la presión arterial y el colesterol. 

Inyecciones. Los medicamentos conocidos como anti-VEGF pueden retardar o revertir la retinopatía diabética. Otros medicamentos, conocidos como corticoesteroides, también pueden ayudar.

Obtenga más información sobre las inyecciones para tratar la retinopatía diabética

Tratamiento con láser. Para reducir la inflamación de la retina, los oculistas pueden usar láseres para contraer los vasos sanguíneos y detener el goteo de sangre.

Obtenga más información sobre los tratamientos con láser para tratar la retinopatía diabética

Cirugía del ojo. Si su retina está sangrando mucho o usted tiene muchas cicatrices en el ojo, el oculista podría recomendarle un tipo de cirugía conocida como vitrectomía.

Obtenga más información sobre la vitrectomía

¿Cuáles son las investigaciones más recientes sobre la retinopatía diabética y el DME?

Los científicos están estudiando mejores formas de detectar, tratar y prevenir la pérdida de visión en las personas con diabetes.

Actualización más reciente: 25 de marzo de 2022