A medida que envejece, el riesgo de padecer algunas enfermedades de los ojos puede aumentar. Pero hay mucho que puede hacer para mantener sus ojos sanos, y todo comienza con el cuidado de su salud en general. ¡Prepárese para ver lo mejor posible toda una vida con estos 8 consejos!

Un oculista ajusta los anteojos de un hombre

1. Busque un oculista en el que confíe.

Muchas enfermedades de los ojos no tienen síntomas tempranos, por lo que podría tener un problema y no saberlo. La buena noticia es que un oculista puede ayudarle a mantenerse al tanto de su salud ocular. Encuentre un oculista en quien confiar, pregúntele a sus amigos y familiares si les gusta su médico. También puede consultar con su plan de seguro médico para encontrar oculistas cerca de usted.

 

Un oculista examina los ojos de un hombre

2. Pregunte con qué frecuencia necesita hacerse un examen de los ojos con dilatación de las pupilas.

Hacerse un examen de los ojos con dilatación de las pupilas es lo mejor que puede hacer por la salud de sus ojos. Es la única manera de encontrar enfermedades de los ojos a tiempo, cuando son más fáciles de tratar y antes de que causen pérdida de la visión. El oculista decidirá con qué frecuencia necesita un examen basado en su riesgo de padecer enfermedades de los ojos. Pregúntele al oculista qué es lo adecuado para usted.

 

 

Un hombre y una mujer jóvenes caminan por el andén

3. Añada más movimiento a su día.

La actividad física puede reducir el riesgo de padecer afecciones que pueden afectar la visión, como la diabetes y la presión arterial alta. ¡Y lo mejor es que puede ayudarle a sentirse mejor! Si tiene problemas para encontrar tiempo para la actividad física (¡normal!), trate de integrarla en otras actividades. Camine mientras habla por teléfono, haga flexiones o estírese mientras ve la televisión, baile mientras hace las tareas del hogar. ¡Cualquier cosa que le haga bombear el corazón cuenta!

 

 

Un adulto mayor y un hombre de mediana edad se sientan en un sofá a beber café y conversar.

4. Motive a su familia a hablar sobre la historia clínica de la salud de los ojos.

Algunas enfermedades de los ojos, como el glaucoma y la degeneración macular relacionada con la edad, pueden ser hereditarias. Si bien puede que no sea el tema de conversación más emocionante, hablar sobre su historia clínica familiar puede ayudarlos a todos a mantenerse saludables. La próxima vez que hable con familiares, pregúnteles si alguien sabe si hay problemas de los ojos en su familia. Asegúrese de compartir lo que aprenda con su oculista para ver si necesita tomar medidas para reducir el riesgo.

 

 

Una persona corta un pimiento en una tabla de cortar con otras verduras

5. Mejore su alimentación saludable.

Comer alimentos saludables ayuda a prevenir enfermedades, como diabetes o presión arterial alta, que pueden ponerlo en riesgo de tener problemas de los ojos. ¡Añada a su plato más alimentos saludables para la salud de sus ojos! Pruebe los vegetales de hojas verdes oscuras y frondosas como las espinacas y la col rizada. Y seleccione peces como el mero, el salmón y el atún que son ricos en ácidos grasos omega-3.

 

6. Acostúmbrese a usar sus gafas de sol, incluso en días nublados.

Usted sabe que los rayos ultravioleta (UV) del sol pueden dañar su piel, pero ¿sabía que lo mismo pasa con sus ojos? Es cierto. El uso de gafas de sol que bloquean entre el 99 y el 100 por ciento de la radiación UVA y UVB puede proteger sus ojos y reducir el riesgo de cataratas. Así que asegúrese de incluir las gafas de sol a su lista de imprescindibles antes de salir de casa. ¿Gafas de sol? ¡Listo! ¿Ojos sanos? ¡Listo!

 

7. Esté al tanto de las enfermedades de salud a largo plazo, como la diabetes y la presión arterial alta.

La diabetes y la presión arterial alta pueden aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades de los ojos, como el glaucoma. Si tiene diabetes o presión arterial alta, pregúntele al médico sobre lo que puede hacer para controlar su afección y reducir el riesgo de pérdida de la visión.

 

 

Alguien escribe ‘dejar de fumar’ en un día en el calendario.

8. Si fuma, haga un plan para dejar de fumar.

Dejar de fumar es bueno para casi todas las partes de su cuerpo, incluyendo sus ojos. ¡Así es! Dejar el hábito ayudará a reducir el riesgo de enfermedades de los ojos como la degeneración macular y las cataratas. Dejar de fumar es difícil, pero es posible, y tener un plan para dejar de fumar puede ayudar. Llame al 1-855-DEJELO-YA (1-855-335-3569) para obtener apoyo gratuito.

 

Last updated: June 26, 2020