Skip to content

Causas de las cataratas

Una catarata es un área nublada del cristalino (el "lente" del ojo). Las cataratas pueden hacer que su visión sea borrosa, difusa o menos colorida.

La mayoría de las cataratas son causadas por cambios naturales en sus ojos a medida que envejece. La buena noticia es que la cirugía puede eliminar las cataratas.

¿Cómo se forma una catarata?

Las cataratas se forman cuando las proteínas del cristalino del ojo se agrupan y hacen hace que el cristalino se nuble.  

El cristalino del ojo normalmente es transparente, lo que permite que pase la luz. El cristalino ayuda a enfocar la luz en la retina (la capa de tejido sensible a la luz en la parte de atrás del ojo) para que usted pueda ver las cosas con claridad, ya sea que estén cerca o lejos. 

El cristalino está compuesto principalmente por agua y proteínas. Normalmente, las proteínas se alinean de una manera especial para que el cristalino sea completamente transparente y la luz pueda pasar fácilmente. Si las proteínas en el cristalino se agrupan, el cristalino se nubla.  

Las cataratas le impiden ver con claridad porque la luz no puede atravesar con mucha facilidad las aglomeraciones de proteínas en el cristalino. Con el tiempo, los grupos de proteínas se hacen más grandes y más gruesos, lo que dificulta la visión. El cristalino podría además desarrollar un tinte amarillo o marrón, que puede cambiarle la forma en que usted ve los colores. 

¿Qué causa una catarata?

Después de los 40 años, las proteínas en el cristalino del ojo comienzan a descomponerse de forma natural. La mayoría de las cataratas ocurren debido a estos cambios naturales.  

Los médicos y los investigadores no saben exactamente qué hace que algunas personas tengan cataratas, pero sí saben que hay cosas que pueden causar que se formen cataratas más rápido, entre ellas:  

  • Fumar  
  • Tomar demasiado alcohol  
  • Pasar demasiado tiempo bajo el sol sin anteojos de sol  

Algunos problemas de salud y tratamientos también pueden aumentar la probabilidad de cataratas, incluidos:  

  • La diabetes  
  • Una lesión ocular grave  
  • Una cirugía ocular para tratar el glaucoma u otra afección ocular  
  • Tomar esteroides (medicamentos que se usan para tratar una variedad de problemas de salud, como artritis o alergias) durante un período prolongado  
  • Recibir radioterapia contra el cáncer u otras enfermedades.  

Actualización más reciente: 29 de mayo de 2019